Site Loader


En estos tiempos donde Spotify es el rey absoluto del mercado de la música por streaming, Last.fm tal vez ya no sea tan popular como hace algunos años, pero fue grande en su momento, y vulnerable; tanto que por un descuido de seguridad en realidad habría terminado permitiendo el robo de más de 43 millones de contraseñas de sus usuarios.

La historia es prácticamente que la de Dropbox, igualmente acontecida en esta semana. En el 2012 la compañía fue hackeada y esto facilitó el robo de un número desconocido, hasta ahora, de cuentas de acceso. Se reportó la falla de seguridad, se minimizó la magnitud de la exposición y ahora, cuatro años después se conoce la cifra real del robo, que es preocupante.

last-fm-logo110207155103

La filtración vino por parte de los chicos de LeakedSource, quienes afirman que hay una base de datos, robada de Last.fm el 22 de marzo de 2012, y que está circulando por los rincones más oscuros de la red, contando con más de 43.570.999 de credenciales y que una copia de todo eso les fue entregada por un informante.

El archivo contendría información delicada y privada de Last.fm, como nombre de usuario, contraseña, nombre real de quien se registró y la fecha en que empezó a usar el servicio, entre otros datos.

Como es de esperarse, la gente de Last.fm no ha declarado nada al respecto.

Pero LeakedSource tiene un largo historial de revelaciones de este tipo que resultan ciertas.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.





Source link

Post Author: cHALo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *