Site Loader


Ayer se presentó su informe de ventas, donde anunciaron que han vendido cerca de 45 millones de iPhones en este período, algo más bajo en comparación a los resultados de años anteriores (cerca de 48 millones).

Es de esperarse que una tajada considerable de estas ventas se deba a que el equipo más caliente del semestre, la serie Note de Samsung, no fue capaz de hacerle competencia por los problemas que todos sabemos que ocurrieron, y aunque Samsung clama que gran parte de los usuarios del fallecido phablet están usando un Galaxy S7 Edge, existe otra tajada de la torta que decidió cambiarse de compañía e incluso de sistema operativo, específicamente a Apple.

En la reunión donde se anunciaron los resultados de ventas de Apple, Tim Cook, CEO de la compañía consignó lo anterior y declaró estar «feliz de recibir a todos los usuarios del Galaxy Note 7». Era que no, quizás si el equipo de Samsung hubiera salido de acuerdo a lo pensado, las ventas de Apple serían aún más bajas respecto a los años anteriores como se ha dado la tónica. Este es sin duda un regalo caído del cielo para los de Cupertino, y con la reciente y nueva amenaza del Google Pixel, es de esperarse que el próximo año se vea más innovación saliendo de las cabezas a cargo de la manzana mordida.





Source link

Post Author: cHALo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *