Site Loader


Donald Trump prometió muchas cosas irrisorias y poco realistas durante su campaña y el mundo de la tecnología no fue ajeno a la agenda del magnate neoyorquino. Es por eso que el gobierno de China no se ha quedado de brazos cruzados y ha declarado que tomarán contra medidas si el ex hombre reality cumple con su palabra.

La primera fue que «Apple deberá a construir sus computadores en Estados Unidos», no en China. Aludiendo evidentemente a que la producción extranjera le está quitando capital de trabajo a su país, pero lo que más preocupó a la nación de oriente fue la promesa de implementar una tarifa del 45% a las exportaciones chinas.

Esto afecta directamente a Apple, empresa con la que Trump se ha enmarañado en una particular guerra. Frente a esto, China ha declarado que «paralizarán sus tratos comerciales, los autos y los iPhone  sufrirán en sus ventas. La exportación de soya y maíz se verá mermada y que además limitarán el número de estudiantes que mandan a especializarse a Estados Unidos». Quizás el iPhone tiene más poder político del que pensamos.

Desde ya, creemos que las promesas de Trump quedarán en simple «cháchara» de campaña y no en realidad, porque un hombre de negocios no puede tomar decisiones tan malas… ¿Cierto?

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.





Source link

Post Author: cHALo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.