Site Loader


Cuando ya pensábamos que el porno vengativo era un tema del pasado, una noticia lamentable nos vuelve a recordar que este tópico, tristemente, sigue estando en la pauta. Una mujer de 30 años realizó una demanda a su ex pareja, luego de que este subiera a la red material pornográfico explícito con su imagen, tras el término de una relación de tres meses.

La sudafricana residente en los Estados Unidos pidió a los sitios xxx que bajaran dicho contenido, no obstante, si bien cumplieron rápidamente, el motor de búsqueda de Google sigue mostrando resultados hacia estas páginas web al tipear su nombre, motivo por el cual la víctima solicitó a la empresa que eliminara su presencia de la red.

Esta práctica es habitual en casos como este, sobre todo cuando estas cobardes acciones tienen consecuencias en el mundo real. La mujer en cuestión, cuyo nombre no ha sido revelado a los medios por obvios motivos, se ha visto profundamente afectada en el ámbito laboral, lo cual dificulta la condición económica de cualquier persona, y más aún considerando el clima de cambios e incertidumbre por el cual atraviesa su país.

Por más que avancemos en materia de defensa de nuestros derechos en línea, el debate parece centrarse en nimiedades tales como los derechos que tiene la afectada sobre su propio nombre, mas no en realizar las acciones que corresponden para casos como este. Según reporta el New York Post, Google, Yahoo y Bing no se han pronunciado al respecto, por lo que aún esta pesadilla parece tener bastante rato para acabar de una vez.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.





LINK ORIGINAL

Post Author: cHALo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.