En 2018, la transición energética española se basó fundamentalmente en "tener suerte": no es una buena estrategia


En el año 2018, España redujo levemente sus emisiones de CO2, pero por pura suerte. Según el Barómetro de Transición Energética de Economics for Energy, los buenos datos del año pasado se deben, fundamentalmente, a una mayor aportación de la energía hidráulica. Algo que, no hace falta ni decirlo, no es precisamente una estrategia ganadora: la lluvia es algo que, en fin, no podemos controlar.

Pero lo más problemático es que en 2018 empeoró la seguridad del suministro energético con respecto a 2017. Estamos tan expuestos a la volatilidad del precio de los combustibles fósiles que, según se deduce del informe, pese a las continuas bajadas del precio de las renovables, los costes del sistema de respaldo pueden acabar por elevar el precio final.


Problemas estructurales que hay que afrontar cuanto antes

Jason Blackeye 107478 Unsplash

Si nos fijamos en las previsiones del Ministerio de Transición Ecológica deberíamos esperar una reducción del 12% en el importe bruto de la factura para 2030 (por la entrada de las renovables). Con el Barómetro en la mano, las cifras parecen sugerir que la bajada real del recibo no podría llegar a más que al 7%. Aunque si no trazamos un plan estratégico, los nuevos costes derivados de la transición (inversiones, mantenimiento o respaldo) pueden comerse esa bajada rápidamente.

Hay muchos ejemplos de que los cambios en las cifras del sistema energético se deben a factores coyunturales y no a reformas estructurales. Tras un 2016 y un 2017 de fuertes crecimientos, 2018 podría suponer un ralentizamiento de la tendencia. Sin embargo, las emisiones siguen siendo mayores que las de 2016 (pese a que las precipitaciones han sido similares). Los cambios, si es que los hay, no se notan.

De ahí que la principal conclusión de los autores del Barómetro es que España necesita acelerar la transición hacia un modelo energético sostenible. Ahora que las energías limpias empiezan a tener unos costos más que asumibles, por lo que el mayor reto está en el ahorro energético.

También te recomendamos


Instagram se plantea renovar completamente su interfaz y las pruebas han causado "el drama" en las redes [actualizado]


Las renovables se estancan a nivel global tras 20 años de crecimiento sostenido, según la Agencia Internacional de la Energía


Los coches eléctricos son mejores para el clima que los convencionales. Incluso en países cuya energía viene del carbón


La noticia

En 2018, la transición energética española se basó fundamentalmente en «tener suerte»: no es una buena estrategia

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Jiménez

.





LINK ORIGINAL