La NASA realiza apertura de tubo con polvo lunar en su interior luego de varias décadas guardado


La NASA ha realizado la apertura de un tubo de recolección con polvo lunar obtenidas por la misión Apolo 17 durante su último viaje al satélite terrestre realizado el 12 de diciembre de 1972.

Este grupo de rocas se ha mantenido intactas durante todo este tiempo y es por esta razón que la Agencia Aeroespacial ha querido sacarlas de su envoltorio, donde en total son 15 onzas (430 gramos) de material lunar expuesto que fue tomado al borde del Cráter Lara.

Los astronautas Gene Cernan y Harrison Schmitt obtuvieron y sellaron por aquellos años un pequeño tubo, de cuatro centímetros de ancho, en el cual se almacenaba pequeños restos de rocas lunares y polvo en la histórica caminata sobre el satélite terrestre.

La NASA realizan exposición de rocas recolectadas durante la misión Apollo

NASA y rocas lunares

Los más llamativo de esta recolección es que, el tubo en cuestión, había pasado más de 47 años sin ser abierto, por lo que el material estaba “intacto” y no poseía ninguna intervención humana previa.

En palabras de Sarah Noble, Científica de la NASA “El análisis de estas muestras maximizará el retorno de la ciencia de Apolo, así como permitirá que una nueva generación de científicos pueda perfeccionar su técnicas para ayudar a preparar a futuros exploradores lunares las cuales esperamos se concreten durante el año 2024”.

El grupo de científicos afirmó que, por aquellos años, la tecnología disponible no les permitió hacer mediciones detalladas con respecto al material lunar obtenido, por lo que muchas de estas muestras fueron guardadas para posteriores análisis cuando los instrumentos lo permitieran.

La NASA realizan exposición de rocas recolectadas durante la misión Apolo

En total, todas las misiones Apolo pudieron recolectar un total de 342 kilos de roca lunar y regolito durante los viajes, donde la gran mayoría de las muestras ya había sido expuestas a estudios durante décadas pasadas.

Sin embargo, todavía quedaban algunas sin recibir investigaciones, por lo que este martes la identificación 73002, conocida como “tubo de transmisión”, fueron elegidas por los expertos para ser analizadas. En palabras del grupo de expertos “Abrir estas muestras ahora permitirá realizar nuevos descubrimientos científicos sobre la Luna y además permitirá que una generación de jóvenes investigadores pueda afinar sus técnicas para futuras recolecciones”.

 

 





LINK ORIGINAL