Site Loader


Uno de mis regalos de navidades de cuando era niño fue mi primer videojuego de fútbol, el PC Fútbol 5.0. Mi familia lo compró en el quiosco del barrio y yo casi lloré al abrirlo: al fin podría hacer algo más con el ordenador de casa que jugar al Buscaminas. Lo instalé mientras devoraba un paquete de Tosta-Rica y descubrí que aquel juego era algo mucho más serio de lo que parecía. Yo tenía asumido que los videojuegos eran cosa de niños como yo, pero lo que me encontré era algo que parecía pensado para adultos, no para mí. Y aun así, me encantó y lo disfruté durante años.

Casi veinticinco años después, he vuelto a comprar un paquete de Tosta-Rica y a sentarme frente al PC Fútbol 5.0 para reencontrarme con aquel juego que me hizo entender que los videojuegos no eran cosa de niños, un legado aún mayor que el que pudieron darme las horas jugadas marcando goles increíbles con Mendieta.


Doble pivote y balones a Vlaovic

El menú inicial del PC Fútbol 5.0, cuya imagen encabeza este artículo, es una magdalena de Proust. Fue abrirlo y retrotraerme a los apoteósicos años noventa. Comencé una ‘Liga Manager’ eligiendo directamente al Valencia, aunque podría haber optado por una ‘Liga Promanager’ y empezar humildemente en equipos de 2ºB intentando ascender en mi carrera. Demasiado desafío.

El juego ofrece cuatro opciones en función de lo compleja que queramos hacer la experiencia, yo opté por el control total, que incluye renovaciones de contratos, gestión financiera y alineaciones y tácticas controladas a mano.

PC Fútbol 5.0


Post Author: Gonzalo