Site Loader


Con compañías que se han convertido no solo en un nombre básico para entender una industria, sino directamente en iconos pop, es complicado apuntar a los momentos en los que «empezó todo». Aquel instante en los que pasaron de ser meras empresas de cierta importancia a auténticos colosos de su sector. Nintendo tiene unos cuantos de esos momentos: la creación de Mario (aún sin nombre) en su primera recreativa de éxito, ‘Donkey Kong’. El bombazo internacional de la NES. Y también la concepción de Game & Watch, su primera línea de máquinas portátiles.

Quizás se debe a su origen como compañia que antes de hacer videojuegos, fabricaba naipes, es decir, por su origen como empresa vinculada a los juegos tradicionales. Pero dice la rumorología nintendera que estas pequeñas máquinas portátiles (que en España conoceríamos con el genérico -a ellas y a sus decenas de imitadores- de «maquinitas») nacieron cuando el ingeniero Gunpei Yokoi vio claro el concepto al ver a un oficinista aburrido jugueteando en el tren bala con su calculadora de bolsillo.


Ultrahand


Post Author: Gonzalo