Site Loader

La saga de películas de Rápidos y Furiosos llegó a las salas de cine un 22 de junio del año 2001 por primera vez. Desde entonces, con altos y bajos, ha registrado un gran éxito en las taquillas de la industria cinematográfica. Vin Diesel es una de las piezas fundamentales de la historia. Estuvo en la primera entrega y se reincorporó desde la cuarta en adelante. Mientras que Paul Walker lo secundó hasta que un accidente de tránsito le arrebató la vida a finales del noviembre de 2013.

Walker perdió la vida meses después del estreno de la sexta entrega de la saga y durante el rodaje de la séptima que había comenzado en septiembre del mismo año de su muerte. Debido al inesperado evento no pudo completar sus escenas. Dicha situación retrasó el rodaje y por supuesto el estreno de la película. El mismo estaba pautado para abril del 2014 y terminó siendo en abril del 2015.

La mente de los directores y productores maquinaba entre ¿comenzar de cero o continuar con lo que tenían y fingir su muerte en la película?. Decidieron continuar con lo que ya había grabado, pero sin matarlo en la historia. Sino más bien conseguir dobles para culminar lo que faltaba de su aporte a la película. Fue algo que les costó más del triple destinado para el rodaje. ¿Cómo lo hicieron?

@import url(https://fonts.googleapis.com/css?family=Fira+Sans:300,400,400i,600);@import url(https://assets.metrolatam.com/assets/oembed.css?v=BS12);



Revisa la fuente original

Post Author: Gonzalo