Site Loader

El espacio es uno de los más grandes y llamativos misterios que la humanidad aún no logra conquistar. Y es que es tan enorme y con tantas incógnitas, que saberlo todo en una sola vida es básicamente imposible de lograr.

Justamente es un misterio dentro de nuestro sistema solar lo que atrae nuestra atención. Ya que hasta la fecha, no se sabe la naturaleza de este.

El primero de su tipo

Como dijimos, el espacio está lleno de misterios, tanto es así que recientemente se encontró un objeto que no se puede catalogar en nada de lo que antes hayamos visto, por lo que se ha dicho que este es el primero de su tipo que los astrónomos han observado.

Este extraño objeto se llama 2019 LD2 y se encuentra orbitando la atmósfera de Júpiter y no es ni un asteroide ni un cometa. Este es un Asteroide Activo que no debería estar activo.

Los asteroides activos, a diferencia de los normales, “cobran vida” de manera espontánea sin la necesidad de interactuar con el sol.

Si bien, estos objetos no son raros ni mucho menos, el hecho de que se pueda encontrar uno en Júpiter lo hace único. Pues, para ponerlo de manera sencilla, este no debería estar activo mientras da vueltas alrededor de Júpiter, sino que debería, de acuerdo a toda lógica y estudio, estar inactivo como todos los demás que orbital al planeta.

Sin embargo este aún tiene su estela y parece que no respeta lo que se tenía como norma hasta ahora. Y es que después de haber sido encontrado en junio del 2019, casi un año después este continúa activo y sin señales de detenerse.

Este objeto se encuentra en la zona de troyanos de los asteroides que rodean a Júpiter y se cree que este recientemente llegó a este conjunto de asteroides recientemente y es por eso que continúa activo, aunque no hay evidencia aún de eso.

Fuente: University of Hawaii.



Revisa la fuente original

Post Author: cHALo