Site Loader

En los últimos tiempos las redes Multigigabit a velocidades de 2.5Gbps están metiéndose de lleno en nuestros hogares, aunque hoy en día lo más habitual es tener una red Gigabit Ethernet, donde vamos a poder conseguir velocidades de descarga y subida de 1Gbps en la red local, los usuarios domésticos que quieren transferir el doble de rápido, están viendo que el equipamiento de red 2.5G es cada vez más barato. Hoy en RedesZone os vamos a dar todas las claves para montarte en casa una red 2.5G Multigigabit, para exprimir al máximo tu servidor NAS o tu equipo cuando vayas a transferir datos en la red local.

Características de las redes 2.5G Multigigabit

Las redes 2.5G Multigigabit son una realidad gracias al estándar IEEE 802.3bz, o conocido popularmente como NBASE-T, un nuevo estándar que define velocidades de 2.5Gbps haciendo uso de los típicos cables de red de par trenzado, sin necesidad de tener que cambiar el cableado de red en nuestro hogar. Si has comprado una casa nueva recientemente (o desde hace más de 6 años), es muy probable que todas las habitaciones tengan rosetas RJ-45 y toda la casa cableada con cable de red Cat 6. Gracias a este nuevo estándar NBASE-T, podremos conseguir velocidades reales de 2.5Gbps Full Dúplex (tanto en descarga como en subida simultáneamente) con este cableado Cat 6, por tanto, tendremos más del doble de velocidad que el estándar 1000BASE-T que se utiliza habitualmente, con tan solo cambiar la electrónica de red (switches y tarjetas de red).

Otras características de este estándar 2.5G Multigigabit, es que hereda tecnologías como la negociación automática, las tarjetas de red intentarán siempre sincronizar a la máxima velocidad posible de forma automática, sin que nosotros tengamos que «forzar» esta velocidad. Incorpora una función llamada «downshift» para bajar la velocidad manualmente siempre que nosotros queramos, en caso de tener problemas de estabilidad podremos hacerlo. Por último, también tenemos el popular Auto MDI/MDIX para utilizar tanto cables planos como cruzados, la electrónica de red los detectará automáticamente y no importa qué tipo de cable utilices.

Las redes 2.5G Multigigabit, a diferencia de las redes 10G que podemos utilizar también en nuestros hogares, tienen otros puntos fuertes que os detallamos a continuación.

Precio

Las redes 2.5G son bastante baratas hoy en día, actualmente se puede pensar en comprar equipamiento sin dejarnos cientos de euros en la nueva red, debemos tener en cuenta que, para tener una red 2.5G, como mínimo necesitaremos un switch Multigigabit 2.5G, ya sea gestionable o no, y una tarjeta de red para nuestro PC o servidor NAS que también sea 2.5G.

Si tenemos un servidor NAS o un PC que actúe como servidor, tener una tarjeta 2.5G significará que podrán acceder hasta 2 equipos con tarjetas Gigabit Ethernet y transferir datos a la máxima velocidad, anteriormente tan solo serían capaces de transferir a velocidades de 500Mbps cada uno de ellos, ahora podrán exprimir al máximo 1Gbps. Lo ideal es tener todos los servidores NAS y PC con tarjetas de red a 2.5G, para transferir datos a la máxima velocidad posible y exprimir los discos duros al máximo.

Las redes 10G son claramente más caras hoy en día, no solamente los switches 10G son mucho más caros, sino también las tarjetas de red 10G para nuestros equipos, en comparación con las tarjetas de red a 2.5G. Además, debemos tener en cuenta que el cableado Cat 6 está muy limitado en cuanto a distancia si queremos conseguir velocidades a 10Gbps reales, por tanto, deberíamos cambiarlo por cableado Cat 7 si queremos obtener la máxima velocidad posible.

Temperaturas

Otro punto a favor de las redes 2.5G Multigigabit, es que la electrónica de red (switches y tarjetas de red) no se calientan casi nada, muy similar a lo que se podría calentar switches o tarjetas de red con el estándar Gigabit Ethernet, por tanto, esto es ideal en un entorno doméstico donde no queremos que los switches o tarjetas de red tengan refrigeración activa (ventiladores), y queremos que sea todo refrigeración pasiva o fanless, con el objetivo de que el ruido que genera el equipamiento sea cero.

En las redes 10G los switches y tarjetas de red se calientan mucho más, y normalmente necesitan refrigeración activa con ventiladores para extraer el aire caliente del interior. La gran mayoría de switches 10G incorporan ventiladores para refrigerar adecuadamente su interior, aunque existen tarjetas de red 10G que disponen de un gran disipador pasivo para controlar las temperaturas y que no suban demasiado. La temperatura por encima del estándar 2.5G hace que adaptadores USB a RJ-45 se calienten demasiado si le damos un uso intensivo, algo que no sucede con el estándar 2.5G Multigigabit.

Equipamiento de red: switch, tarjetas y cables

En RedesZone os vamos a recomendar una serie de equipamiento de red muy recomendable para entornos domésticos para conseguir velocidades de 2.5G Multigigabit, donde cualquier usuario podría instalar los dispositivos sin tener ningún problema, y sin tener que configurar absolutamente nada, porque dispondremos de switches no gestionables para facilitar la configuración, y si alguno es gestionable para hacer Link Aggregation, su firmware es muy intuitivo para poder hacerlo rápidamente sin complicadas configuraciones.

Switches 2.5G Multigigabit recomendables

Actualmente disponemos de muchos switches Multigigabit con velocidades hasta 10G, pero estos equipos normalmente son muy caros y se salen de un presupuesto doméstico. Lo ideal es tener switches con todos los puertos 2.5G Multigigabit, o que dispongan de algunos puertos 10G Multigigabit para conectar ahí los dispositivos más rápidos, y en los otros puertos Gigabit Ethernet los equipos más lentos.

El primer switch que os vamos a recomendar es el QNAP QSW-1105-5T, un modelo que incorpora un total de 5 puertos 2.5G Multigigabit, no es gestionable, por tanto, no podremos hacer Link Aggregation o segmentar por VLANs. Lo mejor es que este equipo es realmente barato.

Otro modelo muy recomendable es el QNAP QSW-M408-4C, de hecho, es uno de los switches que usamos en RedesZone para las pruebas de equipos Multigigabit. Este modelo dispone de 8 puertos Gigabit Ethernet, y un total de 4 puertos Combo RJ-45/SFP+, los puertos RJ-45 son 10G Multigigabit. Aunque es claramente más caro que el anterior, debemos tener en cuenta que tiene muchos más puertos y es gestionable, por tanto, podremos segmentar por VLANs o hacer Link Aggregation entre otras funciones avanzadas L2.

Un switch interesante si no quieres gastarte demasiado dinero

Otro switch para entornos doméstico muy recomendable es el NETGEAR XS508M, pero este modelo sí dispone de un ventilador, por lo que hará algo de ruido. Las principales características son la incorporación de 8 puertos 10G Multigigabit, por tanto, es claramente superior a los anteriores, pero también es más caro. Dependiendo de tus necesidades, puede ser una buena opción.

El fabricante NETGEAR tiene actualmente una gran variedad de switches Multigigabit, os recomendamos visitar su web oficial donde los encontraréis todos.

Por último, otro fabricante que también es muy recomendable es Zyxel, en este caso disponemos de un switch con un total de 12 puertos (8 puertos Gigabit, 2 puertos 2.5G Multigigabit y 2 puertos SFP+ a 10G), tenemos dos versiones, la versión sin gestión vía web y la versión con gestión vía web:

Tarjetas de red 2.5G Multigigabit recomendables

Si has comprado un ordenador recientemente, seguramente la placa base incorpore un puerto 2.5G Multigigabit del fabricante Realtek. Esta conectividad 2.5G está disponible en placas base de gama media y alta, aunque todavía no las tenemos disponibles en las placas base de la gama de entrada. Si tienes la suerte de tener un ordenador de sobremesa con una placa reciente y de gama media-alta, verifica que tienes un puerto 2.5G en él.

Si tu PC no dispone de una tarjeta, entonces puedes optar por la tarjeta ASUS PCE-C2500 con un puerto 2.5G Multigigabit, la conectas a través de un puerto PCIe disponible en tu equipo, y ya podrás transferir datos a la máxima velocidad de la interfaz.

No obstante, nuestra recomendación es que compres directamente el modelo ASUS XG-C100C, un modelo con un puerto 10G Multigigabit, por la diferencia de precio entre ambas tarjetas (tan solo 30 euros), podrás conseguir velocidades superiores y estar preparado para los futuros switches 5G e incluso exprimir al máximo las redes 10G.

Si quieres aprovechar las velocidades Multigigabit 2.5G en un ordenador portátil, el modelo D-Link DUB-E250 es lo mejor que puedes comprar. Tiene un puerto RJ-45 a 2.5G Multigigabit, y un puerto USB tipo C para conectarlo a un ordenador portátil, aunque si tienes un PC de sobremesa con este tipo de puerto, también podrías usarlo para no tener que desmontar el PC y pinchar la tarjeta de red Ethernet PCie.

Cableado de red

Respecto al cableado de red, es algo que debemos tener muy en cuenta. Para velocidades 2.5G, lo más recomendable es hacer uso de cableado Cat 6, un cableado que hoy en día es realmente barato. De hecho, si tu casa está cableada porque es vivienda nueva, este es la categoría de cable que tendrás instalada, cumpliendo correctamente la normativa vigente. No obstante, también podrías usar cables Cat 6A, Cat 7 e incluso Cat 8, pero no es en absoluto necesario.

Cualquier cable de categoría Cat 6 de calidad te servirá perfectamente para sincronizar a velocidades de 2.5G:

Si tienes que tirar cable de red para cablear tu casa, entonces nuestra recomendación es que vayas directamente a por cableado Cat 7, con sus correspondientes clavijas RJ-45 o rosetas RJ-45, y también crimpadoras especiales Cat 7.

Tal y como habéis visto, actualmente no es demasiado caro actualizar nuestra red doméstica a velocidades Multigigabit 2.5G, lo que sí debemos tener en cuenta son los diferentes equipos implicados, y cuáles son nuestras necesidades. ¿Necesitas poder hacer Link Aggregation o segmentar por VLANs? Entonces necesitas comprar un switch gestionable, de lo contrario, mejor comprar un switch no gestionable y así te ahorras dinero. Hoy en día están apareciendo los primeros routers domésticos con puertos 2.5G Multigigabit, en este caso, sería ideal usar ese puerto como LAN y conectarlo a un switch que también sea Multigigabit, para ampliar el número de puertos.

El artículo Aprende a configurar una red 2.5G Multigigabit en casa se publicó en RedesZone.

Revisa la fuente original

Post Author: cHALo