Site Loader

En los recientes días un satélite de Northrop Grumman consiguió atracar en la órbita terrestre en un satélite televisivo de Intelsat. Si bien suena a una película de ciencia ficción, dos satélites atracando es algo totalmente innovador en la industria aeroespacial y tiene un ob objetivo importante: reducir la basura espacial.


El satélite Intelsat IS-10-02 estaba en sus últimas, su vida útil estaba a punto de acabarse pero ahora podrá ofrecer sus servicios durante cinco años más al menos. Esto es gracias al MEV-2 de Northrop Grumman, un pequeño satélite que tiene como único propósito extender las misiones de otros satélites. De ahí su nombre: Mission Extension Vehicle (MEV). Ahora el Intelsat IS-10-02 seguirá ofreciendo sus servicios televisivos en Europa, Oriente Medio, África y América del Sur.

{«videoId»:»x80kxp0″,»autoplay»:false,»title»:»Mission Extension Vehicle (MEV)»}

Generalmente los satélites no suelen tener un mantenimiento muy prolongado. El coste de ello hace que las compañías prefieran simplemente dejarlos morir y sustituirlos por otros. Esto supone dos problemas: un alto coste de producción y acumulación de basura espacial en la órbita terrestre. Northrop Grumman busca solucionar con su satélites MEV esto prolongando la vida útil de los satélites para que tengan propulsión por más tiempo.

Mev2 Dock2



Revisa la fuente original

Post Author: Gonzalo