Site Loader

¿Quieres reservar una casita para disfrutar de un fin de semana a las afueras de Kiev? ¿O un apartamento en pleno centro de Odessa, otra de las ciudades de Ucrania en las que tienen puesto el ojo las tropas del Kremlin? Pues date prisa. No es una broma. En solo 48 horas Airbnb ha registrado reservas para más de 61.000 noches en la república de Europa del Este. Sí, exactamente el mismo país que desde hace una semana y media sufre los envites militares de Rusia y se ha convertido en escenario de una grave crisis humanitaria con más de 1,2 millones de refugiados.

Con los tanques circulando por sus calles y el zumbido de las bombas y las sirenas como banda sonora, no es previsible que la mayoría de los huéspedes estén pensando en viajar a Ucrania a corto plazo. Reservan por otra razón, muy distinta: para ayudar a los anfitriones locales. Las algo más de 61.000 noches «contratadas» a mediados de esta semana, entre el miércoles y el jueves, suponen según los datos de la propia Airbnb alrededor de 1,9 millones de dólares, un dinero que va a parar directamente a los bolsillos de los propietarios de las viviendas en alquiler.

Reiventándose en tiempos de guerra

{«videoId»:»x88jfww»,»autoplay»:false,»title»:»ANONYMOUS DECLARA LA CIBERGUERRA A RUSIA | La tecnología que rodea el conflicto»}

En una guerra marcada por la tecnología y en la que las redes sociales están jugando un papel estratégico —Rusia ha bloqueado el acceso a Twitter y Facebook y Ucrania las está usando a modo de altavoz para apelar a otros Gobiernos y multinacionales—, los ciudadanos de otros países han encontrado en la web de alojamientos una forma inesperada de enviar donativos a los afectadas por la guerra. «Un amigo acaba de reservar un apartamento de Airbnb en Kiev (al que claramente nunca irá), ya que Airbnb ha renunciado a su comisión. Hay muchas formas diferentes de ayudar/donar; pero esta es una más», explicaba el jueves Emily Maitlys, presentadora de BBC2, en Twitter.

https://platform.twitter.com/widgets.js

No es la única que ha compartido sus experiencias. Desde hace días, usuarios de la plataforma comentan en las redes cómo se han sumado a la campaña y las respuestas que han recibido de los propietarios de Ucrania. «Sintiéndome impotente reservé un Airbnb en Kiev para una estancia esta semana sabiendo que el dinero iría directamente para alguien de allí. No había tarifas de Airbnb. Esta es la hermosa respuesta que recibí. También me dijeron que saben que el mundo les apoya y que todos pueden sentirlo», tuiteaba otra usuaria junto a un pantallazo de su anfitrión.

https://platform.twitter.com/widgets.js

«Mi esposo y yo hemos reservado varios alojamientos en todo el país. Los mensajes que hemos podido intercambiar con los que están en Ucrania son desgarradores y aleccionadores», añade otra usuaria. Algunos de los mensajes se ha encargado de compartirlos el propio Brian Chesky, directivo y cofundador del servicio peer to peer, que en 2020 sumaba cuatro millones de anfitriones.

https://platform.twitter.com/widgets.js

La empresa ha activado también una campaña para ayudar a los refugiados a través de varias vías: canalizando donativos o facilitando alojamiento para 100.000 refugiados. Para conseguirlo, pide a los anfitriones que ofrezcan de forma gratuita o con descuento a través de su plataforma. La firma asegura que ha decidido no cobrar comisiones ni a los huéspedes ni a los propietarios.


La noticia

Airbnb está registrando miles de reservas en Ucrania de gente que no quiere alojarse allí: así cambia su servicio con la guerra

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.

Revisa la fuente original del articulo

Post Author: cHALo