Site Loader

Nuestra forma preferida de conectarnos a Internet suele ser el Wi-Fi debido a la versatilidad y movilidad que nos ofrece. En segundo lugar tendríamos el cable de red Ethernet que es sin duda el que mejor puede aprovechar todo el ancho de banda de nuestra conexión. Por otro lado, la tercera alternativa sería el PLC, en el que nuestros datos van a viajar por el cableado eléctrico de nuestro hogar. Todas ellas son buenas alternativas, y dependiendo de la situación, nos podrá convenir utilizar más una u otra pero quizás no todas tengan el mismo futuro. En este artículo vamos a ver por qué los dispositivos PLC terminarán desapareciendo.

El presente del PLC, ventajas y limitaciones

El PLC viene de las siglas en inglés Power Line Communications y gracias a la tecnología que emplean vamos a aprovechar la red eléctrica de nuestros hogares para convertirla en una línea de banda ancha de gran velocidad. Los PLC son una alternativa muy interesante para conectarnos a Internet de forma sencilla en nuestro hogar. En algunas ocasiones nos puede evitar tener que poner un cable de red Ethernet para obtener buenas velocidades. Así podemos evitar tener que poner un cable de varios metros de manera externa o tener que meterlo por una canalización si está disponible.

Otra de las ventajas que tienen los PLC es que no estás expuesto a las interferencias de las redes vecinas, como ocurre en el caso de las redes Wi-Fi. En cuanto a los tipos de PLC que podemos encontrar son de dos tipos:

  • Los que nos ofrecen sólo conexión Ethernet. Algunos vienen con hasta 3 puertos Ethernet para poder conectar varios dispositivos. Lo ideal es que estos puertos sean Gigabit Ethernet si queremos superar los 100 Mbps reales de velocidad.
  • Aquellos que tienen puertos Ethernet y Wi-Fi. Nuestros datos viajarán por la red eléctrica y luego desde el lugar donde esté ubicado el PLC se crearía un red Wi-Fi al que podríamos conectar nuestros dispositivos.

Generalmente los PLC son de tipo enchufe y se venden en pareja para que se enlacen el uno con el otro. No obstante hay que comentar que tienen sus limitaciones y la velocidad puede verse reducida:

  1. Por la calidad de la instalación eléctrica.
  2. La distancia.

También quizás os pueda interesar estos consejos para que tus PLC funcionen más rápido.

Por qué terminarán desapareciendo

Actualmente tener unos buenos PLC y conseguir una velocidad de 100 Mbps e incluso un poco más no es complicado. Evidentemente necesitaremos unos que tengan un puerto Gigabit Ethernet y con esa velocidad vamos a poder desarrollar la gran mayoría de tareas sin problemas.

Uno de los factores por los que los PLC terminarán desapareciendo, sin duda alguna, puede ser por el cableado eléctrico de nuestros hogares. En ese aspecto un cableado antiguo o defectuoso nos puede proporcionar graves problemas de estabilidad o rendimiento. Si tenemos en cuenta que la renovación de la instalación eléctrica de un hogar supone realizar una obra cara, y con el paso del tiempo dejarán de ser rentables. A medida que vayamos requiriendo de mayores velocidades la situación irá a peor porque las reformas de ese tipo no se realizan a menudo.

Otro factor importante es la distancia, a medida que aumenta veremos con la velocidad se va a reducir más y más. Eso sin contar que no debemos utilizar los PLC con regletas ni tener cerca aparatos que emiten interferencias electromagnéticas. Por lo tanto, lo ideal es que esté insertado directamente en el enchufe, en bastantes ocasiones es posible pero no siempre. Quizás te pueda interesar cómo solucionar problemas con los PLC.

También hay que contar con el Wi-Fi que es uno de sus principales competidores. Con cada normativa van reduciendo cada vez más la latencia y obteniendo mejores velocidades. En este punto cabe destacar los estándares Wi-Fi 6E y Wi-Fi 7 que además de mejorar la velocidad y la latencia también añaden una banda más la de 6GHz.

Sin embargo, lo que terminará de acabar con los dispositivos PLC con las casas de nueva construcción que en todas las habitaciones tienen cableado de red Ethernet. Desde el año 2011 en España, todas las obras de nueva construcción deben tener una toma de red Ethernet en todas las habitaciones, salón y cocina, en todas las estancias menos en los baños. Por este motivo, al tener conexión de red en todas las habitaciones, podríamos conectar sistemas WiFi mesh con backhaul Ethernet, y de esta forma conseguir el mejor rendimiento posible, por lo que ya no necesitaremos usar los dispositivos PLC.

En resumen los PLC terminarán desapareciendo o por lo menos tienen un futuro complicado a largo plazo. Una solución que podría salvarles sería que consiguiesen desarrollar una tecnología que les permitiese funcionar a altas velocidades en redes eléctricas antiguas, y que incluso sean capaces de superar el cableado de red que tienen las nuevas construcciones.

El artículo Por qué los dispositivos PLC terminarán desapareciendo se publicó en RedesZone.

Revisa la fuente original del articulo

Post Author: Gonzalo