Site Loader

Hacemos muchísimos más pedidos de comida a domicilio entresemana que antes de que estallase la pandemia y el principal motor de esta transformación es la expansión del teletrabajo… ¿pero se puede decir que el delivery ha desatado una revolución y que está llamado a competir con la comida que cocinamos en casa de lunes a viernes?

Según el INE, todo parece indicar que más del 80% de la población activa no trabajó ningún día desde casa el año pasado y, según el Gastrómetro de JustEat, solo el 6% de sus usuarios vio el teletrabajo en 2021 como el motivo ideal para hacer un pedido de comida a domicilio.


Al mismo tiempo, el trabajo en remoto no ha hecho que los pedidos de diario y entresemana puedan competir ni remotamente con los del fin de semana en las grandes plataformas, donde, por cierto, según datos de Just Eat o Uber Eats, los platos más populares siguen siendo las hamburguesas, la pizza, los kebabs o la cocina china.

Restaurantes de diario

Carmen López, directora de Business Intelligence de Just Eat en España, recuerda que, en su aplicación, “los restaurantes de comida diaria han pasado de representar el 10% al 15%”. Estos establecimientos son los que deberían responder con sus menús del día a las demandas de los profesionales y las familias que ahora pasan más tiempo en casa entresemana y no quieren recurrir a la comida rápida.

Pablo Samaranch, CEO de ApetEat, la nueva plataforma española de entrega de comidas para empresas que opera en Madrid y Barcelona, confirma que “entre los usuarios el menú completo (compuesto de un entrante, un plato principal, postre y pan) sigue siendo el más solicitado (60%)”.

Aunque la llegada de restaurantes de diario a las grandes aplicaciones de comida a domicilio hubiera sido espectacular, que no lo parece, tampoco se podría saber con seguridad cuántos van a seguir apostando por los envíos a domicilio cuando concluyan sus limitaciones de aforo y se reduzca el teletrabajo. Si sirven de guía los últimos dos años, el teletrabajo se debilita claramente cada vez que se enfría la sensación de peligro pandémico.

Revisa la fuente original del articulo

Post Author: Gonzalo