Site Loader

Cada vez más dispositivos pueden conectarse a Internet a través del WiFi. Sin embargo, como toda conexión inalámbrica, la comodidad de uso sin cables también puede conllevar ciertos problemas de cobertura, hasta el punto de que en alguna habitación de nuestra casa puede que ni siquiera haya señal.

Si te encuentras en alguna de esas situaciones en las que la señal WiFi de tu router no llega al rincón más lejano de tu casa o a cualquier otra habitación sin cobertura, estas son algunas fórmulas para solucionarlo, dependiendo de cuánto dinero quieras gastar y dónde están las áreas problemáticas.

Soluciones a nivel router

En ocasiones, lo más beneficioso será realizar cambios a nivel del router, ya que no solamente ganarás mejoría en esa habitación concreta, sino que puede mejorar la calidad general de la conexión por otras zonas de tu casa.

Mueve el router de posición

Lo ideal es que el router se encuentre en una ubicación central de la vivienda, para que a priori reparta WiFi por igual y de esta forma puede repartir mejor la señal. No obstante, si vas a conectarte únicamente desde una zona, puedes ponerlo cerca de ese lugar.

Obstrucción de la señal WiFi

Obstrucción de la señal WiFi

Sea como sea, la posición del router es algo indispensable. Trata de ponerlo en una ubicación elevada, alejarlo de otros aparatos eléctricos con los que pueda tener interferencias y de muros que puedan afectar a la propagación de la señal.

Cosas sencillas como el suelo, las puertas o las paredes de tu hogar pueden obstaculizar la señal del router, especialmente si son de metal, ladrillo u hormigón.

Ajusta las antenas

¿Tu router tiene antenas móviles? La señal Wi-Fi se emite desde los lados de la antena y hacia arriba (perpendicular al enrutador) suele ser lo mejor para que la señal no se proyecte al suelo o al techo.

Sin embargo, si tiene varias antenas, puedes intentar ajustarlas en diferentes ángulos para proporcionar una cobertura más amplia.

Cambia de 5 GHz a 2,4 GHz

A grandes rasgos y simplificando mucho, los routers ofrecen dos grandes bloques de bandas de frecuencia para conectarse al WiFi: la de 2,4 GHz y la de 5 GHz. El WiFi de 2,4 GHz tiene más interferencias por tener canales que se solapan entre sí, pero a pesar de ello tiene mayor alcance por operar en una frecuencia más larga, a cambio de una menor velocidad de conexión.

Ventajas e incovenientes de cada banda WiFi

Ventajas e inconvenientes de cada banda WiFi

De hecho, utilizar el WiFi de 2,4 GHz solo tiene una única ventaja con respecto al de 5 GHz: que llegue a una mayor distancia si el router está a varias decenas de metros de nuestro dispositivo, o si hay paredes de por medio. Esta longitud de onda tiene mayor alcance y puede traspasar objetos sólidos con mayor facilidad que la banda de 5 GHz.

La excepción a esto son los nuevos enrutadores que funcionan con WiFi de 5 GHz 802.11ac, que pueden, en las condiciones adecuadas, obtener una cobertura de alcance igual a 2.4 GHz.

Comprar un router mejor

La última alternativa, si todo lo anterior no ha funcionado, es comprar un mejor aparato que el que te ha suministrado el operador o aquel que tenías por casa y estabas usando.

Los estándares de Wi-Fi más antiguos a los más nuevos son: 802.11b, 802.11g, 802.11n, 802.11ac y Wi-Fi 6. Si tienes un router inalámbrico «b» o «g» más antiguo, deberías considerar reemplazarlo por un dispositivo más nuevo, que ofrece rangos más largos y velocidades de conexión más rápidas.

Por supuesto, consulta con tu proveedor de Internet primero, a ver si pueden ser ellos quienes se encarguen de la mejora.

Accesorios para la habitación sin cobertura

Si no hay problemas a nivel de router, o ya has mejorado esa parte y sigue sin llegar señal a cierta habitación, puedes realizar algún cambio in situ.

Extensor WiFi

Una alternativa muy recurrida es la de usar amplificadores Wi-Fi. Básicamente consiste en disponer de uno o varios receptores que posteriormente ofrecen conexión inalámbrica a otros dispositivos. Mediante esta cadena de WiFi, van a potenciar la señal en una determinada zona de la vivienda donde lo tengamos conectado.

Otra opción equivalente sería el uso de PLC, para llevar la conexión por el cableado eléctrico. Es una alternativa más para tener Internet en otras habitaciones y zonas del hogar con solamente tener disponibles dos tomas de corriente (dos enchufes). Hay modelos que permiten emitir WiFi al PLC de destino.

WiFi Mesh

Una red WiFi Mesh o WiFi mallada consiste en un router principal que se conecta directamente a tu módem y en varios módulos satélite (o nodos), repartidos por toda tu casa para conseguir una cobertura WiFi completa.

Sistema WiFi Mesh

Sistema WiFi Mesh

A diferencia de los routers WiFi tradicionales todos forman parte de una sola red inalámbrica y comparten el mismo SSID y la misma contraseña.

The post Así puedes llevar el WiFi a una habitación sin cobertura appeared first on ADSLZone.

Revisa la fuente original del articulo

Post Author: cHALo