Site Loader

Si te gusta trastear con cacharros seguro que has usado una Raspberry Pi o al menos has oído hablar de ella. Un pequeño dispositivo a modo de ordenador de bolsillo con el que acceder a una gran cantidad de funciones. Un dispositivo que es la base de un proyecto como Pockit, una especie de miniordenador «modulable» a nuestro gusto por medio de distintos módulos que permiten el acceso a todo tipo de funciones.

Imaginemos un dispositivo que a base de añadir módulos (desde un lector de tarjetas a conectores varios pasando por luces LED o cámaras) se puede emplear para múltiples usos: desde una cámara de vigilancia, un controlador para las luces, un dispensador de jabón, un interruptor conectado… los límites son casi infinitos y los pone la imaginación.

El límite lo pone la imaginación

Modulos

Revisa la fuente original del articulo

Post Author: cHALo