Site Loader

La demanda de los nuevos modelos de segunda generación, con baterías de mayor capacidad está haciendo que muchos propietarios de modelos “antiguos” estén vendiendo su coche para hacerse con uno nuevo. En esas, hacerlo a partir de coches como los Tesla de segunda mano es una tónica que se está siguiendo, y no son pocos los que se adentran en este tipo de adquisición. Ahora bien, ¿es buena idea hacerlo? ¿Vale la pena?

La consideración de los Tesla de segunda mano

El coche eléctrico supone la tendencia más creciente actualmente en el mundo de la automoción, y también, el que capta más la atención de los consumidores. Esto es porque cada vez más tienden hacia un mayor compromiso con el medio ambiente y con el ahorro energético y económico.

De todos modos, es verdad que el elevado precio de los vehículos eléctricos de compra supone un claro freno a la hora de apostar por las energías sostenibles, entonces, ¿por qué no hacerlo con los de segunda mano como los Tesla? ¿Es esta una buena opción o vale más la pena uno nuevo?

Es una pregunta que tiene distintas tonalidades, pues dependiendo de la capacidad de su batería (el aspecto más significativo), tendremos la mejor valoración hacia coches de este estilo, ya sean de segunda mano o de ocasión… y sí, es posible encontrar varios Tesla de este estilo. Entre tanto, es necesario que nos hagamos una serie de preguntas como la de cuál es su fiabilidad, pues no será la misma.

Dependerá mucho de su batería y mantenimiento

Y es que, en todos los casos, el precio viene determinado por la batería. La autonomía que ofrecen los modelos más antiguos con respecto a los eléctricos más actuales hace que la depreciación sea más pronunciada en esos coches que en cualquier otro. Eso es algo que no sucede con los Tesla, ya sean de segunda mano, de ocasión o nuevos, pues incluso los menos ‘modernos’ tienen unos buenos números incluso para hoy.

En términos de autonomía, cada nueva generación ofrece unas cifras con respecto al modelo anterior en ocasiones duplicada. Para el caso de Tesla, la marca norteamericana está imparable y es la que más ha crecido desde 2020. Así, no es de extrañar que muchos conductores se hayan planteado la idea de comprar un Tesla de segunda mano. Entre sus modelos más destacados encontramos el Model S, el Model X y el Model 3.

Tesla Model S 70d berlina segunda mano

Como tal, no hay que descuidar las habituales precauciones que hay que tener en esta operación, pero sobre todo hay que atender a su mantenimiento y, sobre todo, a su batería. Este es un elemento del que es necesario conocer su estado, ya que es clave para saber cuánta vida útil le queda por delante.

Así, comprobar el estado de la batería es lo primero que se ha de hacer antes de comprar un vehículo eléctrico usado. Este es el componente mas caro y más delicado que tiene el coche. Para ello debes fijarte en:

  • Infórmate sobre la garantía que ofrece el fabricante del coche en este componente. Esto te proporcionará más tranquilidad de cara al futuro. Por lo general, la batería tiene una garantía de 8 años a 160.000 km (lo que ocurra antes).
  • Conoce el estado de degradación de la batería. Podemos sorprendernos a malas si desconocemos este dato. Pues, en caso de que la batería del vehículo conserve un 80% de su capacidad, ya perdemos un 20% de autonomía.
  • Solicita un certificado del estado de la batería. Comprueba que está expedido por el servicio oficial de la marca.

Otras consideraciones clave

Ya han pasado casi ocho años desde que los primeros modelos de la marca comenzaran a aparecer en nuestras carreteras, de manera que el mercado de Tesla de segunda mano ya está suficientemente nutrido. Actualmente, si optamos por alguno de los más económicos de la firma de Elon Musk podemos contar con el Model S 70D. Lo vemos en portales como el de Auto Scout 24, donde se hallan opciones por precios que oscilan los 30.000 euros del año 2014 con alrededor de 100.000 kilómetros.

En este caso, tendremos un eléctrico con 229kW de potencia (el equivalente a 334 CV) capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos gracias a su sistema de tracción integral Dual Motor. Además, tendremos una autonomía de 386 kilómetros con una sola carga. ¿Es buena idea? Probablemente sí, siempre y cuando esté en buenas condiciones, sabiendo, igualmente, que por ese precio podemos encontrar un coche al uso eléctrico. Una vez visto, tenemos que considerar puntos clave del vehículo a solicitar. Estos son, por ejemplo, el informe de la DGT, el libro de mantenimiento, los frenos…

  • Informe DGT. Habrá que verificar la existencia de cualquier carga administrativa o judicial en el coche pidiendo un Informe de la DGT.
  • Libro de mantenimiento. Más allá de su batería, comprueba las averías que ha tenido el coche y si se le han realizado las revisiones.
  • Lunas. Observa que no haya grietas o picotazos en las lunas.
  • Pintura. Comprueba que no tiene muchas marcas en la carrocería ni la pintura deteriorada.
  • Frenos. Los frenos mecánicos tienen que estar bien para las frenadas de emergencia.
  • Suspensiones. Comprueba que los amortiguadores están en buen estado, de no ser así puede generarte muchos disgustos.
  • Luces. Comprueba que todas funcionan como deberían. Hazlo como lo haría una ITV.
  • Ruedas. Comprueba el dibujo y la caducidad.
  • Desgaste interior. Ojea que los asientos o volante no presenten ningún desgaste.
  • Segundo juego de llaves. Que te entreguen dos llaves del vehículo, comprueba cuando te los den que los dos funcionan.

The post Comprar un Tesla de ocasión o segunda mano, ¿es buena idea? appeared first on ADSLZone.

Revisa la fuente original del articulo

Post Author: cHALo