Site Loader

La mayor calima que se recuerda en la Península en los últimos años está dejando imágenes dignas de recordar, pero también un reguero de narices irritadas, ojos rojos y complicaciones respiratorias por toda España. Y es que, pese a que el fenómeno es común en algunas zonas del país, el polvo en suspensión y sus consecuencias sanitarias están dejando descolocados a muchos de nosotros. ¿De verdad es tan preocupante como se dice? ¿Tenemos que reducir todo lo que hacmeos al aire libre? ¿Podemos hacer deporte con la calima ahí fuera?


La calima empeora la calidad del aire. Efectivamente, más allá de la espectacularidad, lo cierto es que la calima empeora considerablemente la calidad del aire. En general, estas intrusiones de polvo provocan un aumento repentino de partículas en suspensión (sobre todo, las de diámetro mayor de 10 micras). Sin embargo, como demuestran los medidores de calidad del aire disparados, la situación está siendo excepcional en la península. Para que nos hagamos una idea, como explicaba Roberto Granda, «en Segovia, Jaén o Granada respiran hoy peor que en la capital de la India», una de las ciudades más contaminadas del mundo.

Captura De Pantalla 2022 03 16 A Las 13 54 07

Revisa la fuente original del articulo

Post Author: Gonzalo