Site Loader

Conectarnos a nuestra red inalámbrica usando nuestro ordenador portátil o móvil está a la orden del día. Hoy en día en nuestros hogares tenemos tres alternativas para conectarnos a Internet: el Wi-Fi, el cable de red Ethernet y el PLC. Cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes y es más adecuado según la situación en la que nos encontremos. Las redes Wi-Fi tienen muchos enemigos a su alrededor y no son otros que las redes inalámbricas de nuestros vecinos. Esto y más factores pueden hacer que nuestra conexión Wi-Fi vaya lenta. De ello vamos a hablar en este artículo. Vamos a explicar los pasos básicos que debes dar si el Wi-Fi te va lento y para ello aportamos una serie de consejos y soluciones.

Comprueba que la conexión a Internet está bien

Una de las posibles causas por las que el Wi-Fi te va lento puede tener que ver con tu conexión a Internet. En ese aspecto nos podemos encontrar con una avería puntual de nuestro ISP o proveedor de Internet.

También relacionado con el mismo tema puede ser que los servidores DNS no estén funcionando correctamente por lo que también podríamos plantearnos poner otros. No obstante, antes de hacer nada lo que convendría es comprobar la estabilidad de la conexión a Internet. Una opción a considerar es llamar a nuestro ISP y consultar si hay alguna incidencia con nuestra línea.

Revisa el router, su ubicación y configuración

El siguiente paso que vamos a dar si se trata de nuestro propio router es comprobar que todo esté en orden. En ese aspecto, el siguiente paso cuando el Wi-Fi te va lento es observar detenidamente sus LEDs. Si vemos una luz LED encendida que normalmente está apagada o es de color rojo puede indicarnos que hay algún tipo de problema. Una medida sencilla que podemos empezar a aplicar es reiniciar el router para que vuelva a cargar todas las configuraciones de forma correcta. Luego también debemos procurar revisar la ubicación del router:

  • Que esté situado en un lugar en el que tenga espacio a su alrededor y a una altura media. Nada de metido en un cajón.
  • Esté alejado de aparatos que emiten interferencias electromagnéticas como teléfonos inalámbricos y otros productos electrónicos.
  • Revisa el cableado del router y que todo esté insertado de forma correcta.

Una prueba que se podría hacer, si existe la posibilidad, es conectarse por cable de red. Si así va bien entonces el problema está claro que tiene que ver con tu red inalámbrica. Además, otro factor a tener en cuenta es que el problema sea debido a que no hayamos escogido la mejor banda Wi-Fi. En este caso sería así:

  • Utilizaremos la banda de 2.4GHz si estamos alejados del router, porque es el que mejor soporta la distancia pero obtendremos menor velocidad.
  • Usaremos la banda de 5GHz si estamos cerca del router para obtener una mayor velocidad.

Por otra parte, también podríamos plantearnos el cambio de canal del Wi-Fi. Otra razón por la que el Wi-Fi te va lento puede ser porque la red Wi-Fi está saturada. Esto sucede cuando uno o más dispositivos están consumiendo casi todo el ancho de banda. Para finalizar el tema del router, también podríamos pensar que se trata de una avería en la parte Wi-Fi del router. Un indicio de esto último puede ser que sólo nos podamos conectar al router cuando estamos muy cerca.

El Wi-Fi te va lento por problemas de software

Un buen punto de partida si es posible es conectarte a la red Wi-Fi usando varios dispositivos diferentes. En el caso de que unos funcionan bien y otros mal puede ser indicativo de algún problema de software. Aquí un punto por el que podríamos empezar si se trata de un ordenador es actualizar los drivers de la tarjeta Wi-Fi. Eso no quita que además tengan puestas las últimas actualizaciones del sistema operativo y cuenten con un buen antivirus.

Otro factor que no debemos descartar es que nuestro equipo esté infectado con algún tipo de malware. Por ese motivo, como comentamos antes, nuestros dispositivos ya sean ordenadores o móviles deben estar actualizados y contar con soluciones de seguridad. También ya sea en el router o en el propio equipo si el Wi-Fi te va lento te puedes proponer el cambio de servidores DNS. En un ordenador con sistema operativo de Microsoft lo haríamos en el TCP/IP de Windows.

Por último, podríamos plantearnos que algún programa esté interfiriendo con nuestra conexión. Un ejemplo podría ser una VPN gratuita de baja calidad que nos ofrece una baja velocidad u otro programa que hayamos instalado recientemente.

El artículo ¿La conexión WiFi te funciona lenta? Revisa estas opciones y arréglalo se publicó en RedesZone.

Revisa la fuente original del articulo

Post Author: cHALo