Site Loader

frigoríficos bajo consumo

El frigorífico es, sin lugar a dudas, el electrodoméstico más utilizado de todos los hogares. Es precisamente por eso por lo que es fundamental que sepas cómo escoger el más adecuado para tu hogar. Y, para ello, hay que partir de una base: siempre hay que escoger entre los frigoríficos de bajo consumo. Porque no solo estarás reduciendo tu factura de la luz, ¡sino también ayudando al medioambiente!

Nadie se imagina su vida a día de hoy sin un frigorífico. Sin un dispositivo como este, nos veríamos obligados a hacer nuestra compra de forma diaria prácticamente. Porque hay alimentos, como la carne o el pescado, que necesitan ciertas temperaturas para conservarse en buenas condiciones. Cuando llega el momento de renovarlo… ¡Siempre supone un quebradero de cabeza! O, al menos, lo suponía hasta ahora. Porque con esta guía de compra, vas a saber exactamente qué buscar en un frigorífico.

Como hemos señalado, es indispensable que busques entre los frigoríficos de bajo consumo. Lo notarás cada mes en tu factura de la luz, y podrás ahorrar cientos de euros al año. No te preocupes, porque nosotros te vamos a mostrar todo lo que debes saber para conseguir este ahorro.

La certificación energética y el bajo consumo

¿Has escuchado hablar de la certificación energética y los electrodomésticos de bajo consumo? Mediante una etiqueta que debe aparecer por ley en todos los productos, los consumidores podemos saber exactamente cuánto consumen nuestros dispositivos. Hubo un cambio en la normativa el año pasado, tras el que estas etiquetas pasaron a ser totalmente diferentes.

eficiencia energética lavavajillas inteligentes

Este es un ejemplo de las etiquetas que encontrarás ahora mismo en el mercado, que van desde la A hasta la G. Por ahora, la categoría A no se usa, puesto que se reserva para electrodomésticos más eficientes. Es una esperanza de que, en el futuro, conseguiremos diseñar electrodomésticos mucho menos contaminantes que hasta ahora.

A partir de ahí, podrás encontrar dispositivos que van desde la B hasta la G, siendo estos últimos los que más energía consumen y los primeros los que menos. Lo cierto es que vas a encontrar pocos frigoríficos con una eficiencia muy alta, puesto que son dispositivos que, per se, deben consumir mucha energía. Mas cuanto más arriba estén en la lista, ¡mucho mejor! La clave es evitar las clases más bajas.

Además de esto, en la etiqueta energética debe aparecer otra información interesante:

  • El tipo de dispositivo y el fabricante.
  • La marca y el modelo.
  • El consumo de energía anual en kilovatios hora.
  • El ruido que produce en decibelios. Este último se cataloga mediante una escala desde la A hasta la D.
  • La capacidad en litros, en caso del frigorífico.

¿Y la antigua certificación energética?

Vas a encontrar una gran cantidad de frigoríficos que mantienen la antigua categorización en lugar de mostrar la nueva. En esta, los electrodomésticos se clasificaban de la siguiente manera:

  • A+, A++ y A+++: la eficiencia más alta.
  • AB: consumo moderado de energía.
  • D: el consumo más alto.

En el caso de estar categorizados de esta manera, lo ideal es buscar las primeras clasificaciones. Aunque pueda parecer un detalle sin importancia, ¡te puede hacer consumir hasta un 50 % menos de energía!

Frigoríficos de bajo consumo: ¿qué deben tener?

Siendo ya conocedores de todo lo que se esconde tras la certificación energética, ¡pasemos a centrarnos en los frigoríficos de bajo consumo! ¿Qué podemos pedirles? ¿Qué características deben tener? ¡Sigue leyendo!

Los tipos de frigorífico: un factor fundamental

Lo primero que debes conocer es que hay diferentes tipos de frigorífico. Es importante que tengas en cuenta este factor, puesto que marcará tu experiencia como usuario.

frigoríficos de bajo consumo interior

  • En primer lugar, puedes hallar frigoríficos de una puerta. No son recomendables, puesto que no tienen un apartado para congelar alimentos. Se suelen usar cuando ya se tiene un frigorífico con congelador en otra parte de la casa, sobre todo a modo de minibar.
  • Tras esto, encontramos los frigoríficos de dos puertas. Fueron muy famosos hace años, pero ahora mismo se usan muy poco. En estos, el congelador se encuentra en la parte superior. Eso hace que el acceso en general sea un poco más difícil. La principal ventaja que presentan es que son muy asequibles.
  • Los más usados son los frigoríficos combi. En este caso, el congelador está en la parte inferior, con lo cual es mucho más fácil tener acceso a todo. Son los más recomendables, puesto que tienen unas dimensiones compactas y son cómodos de usar.
  • Los frigoríficos americanos están hechos únicamente para aquellos que tienen una cocina muy grande. Normalmente, tienen dos puertas verticales. Son ideales para todas aquellas familias numerosas que tengan espacio suficiente en su hogar.

Estos son los más conocidos y usados, aunque también puedes encontrar frigoríficos de cuatro puertas. No son cómodos si tu cocina es pequeña, puesto que hará que pierdas demasiado espacio. ¡Y tampoco son asequibles!

Otros parámetros que debes considerar

Además del tipo de frigorífico que prefieres, hay otros parámetros que debes considerar:

Frigorífico Samsung combi control de humedad

  • En primer lugar, debes considerar el espacio que tienes en la cocina. No solo la altura y la anchura, ¡también la profundidad! De otra manera, puede que encuentres que el electrodoméstico que has comprado no tiene cabida en tu hogar.
  • Para hacerte la labor más sencilla, vamos a ver cuáles son las alturas más comunes y para quiénes son recomendables cada una de ellas.
    • Hasta 150 cm: son los llamados frigoríficos minis. No son los ideales, puesto que son demasiado pequeños y no te permitirán guardar nada. Se suelen usar como complemento de otros.
    • De 150 cm a 170 cm: son dispositivos pequeños. Son perfectos para parejas o para personas solteras.
    • De 170 cm a 185 cm: estos son frigoríficos medianos. Si tu familia es de cuatro personas o más, son una gran alternativa.
    • Más de 185 cm: estamos hablando de electrodomésticos bastante grandes. Si tienes espacio en tu hogar, ¡siempre son una buena opción!
  • Junto con las medidas, debes analizar la capacidad que tiene el frigorífico. Recuerda que, además, una parte de esta capacidad irá dedicada al congelador. Si vives solo, no necesitarás más de 125 litros. Mas si es para un hogar de cuatro miembros, superar los 300 litros es prácticamente indispensable.
  • Para mantener bien el orden, es indispensable que el frigorífico tenga una buena distribución interior. En este sentido, puede ser interesante que cuente con zonas diferenciadas de frío para que puedas elegir el lugar más adecuado para cada alimento. Asimismo, también es una buena idea que cuente con cajones capaces de mantener la humedad. Eso hará que tanto la fruta como la verdura se mantenga en buenas condiciones más tiempo.
  • El frigorífico estará siempre conectado, y por eso es importante que no haga demasiado ruido. Este se mide en decibelios, y lo ideal es que se mantenga más o menos en los 45 dB. De esta manera, apenas notarás que está funcionando.
  • Si cuenta con varios modos de temperatura, podrás adaptarte mejor a las condiciones de cada momento concreto. ¡Así que es un plus!
  • Por supuesto, es indispensable que sea No Frost. Esto hará que no tengas que descongelar el frigorífico para eliminar placas de hielo, ahorrándote tiempo e invirtiendo en comodidad.
  • La luz interior es otro de esos factores de vital importancia. Porque, si no, ¿cómo podrías beber agua en plena noche?
  • A modo de añadido interesante, debes saber que hay frigoríficos que tienen dispensadores de agua y de hielo. No es necesario, pero en verano te vendrá genial.
  • Como sucede con todos los electrodomésticos, podrás hallar frigoríficos inteligentes. Con estos, conseguirás saber siempre qué alimentos tienes disponibles y jamás te quedarás sin nada. No obstante, debes saber que el coste es bastante superior.
  • Por último, no hemos de olvidarnos de la importancia del precio. Para que tengas una gama amplia entre la que poder elegir, nosotros hemos abierto mucho la horquilla de precios en nuestra selección. Así que hallarás desde los frigoríficos más asequibles a los más topes de gama. ¡No te los pierdas!

Los frigoríficos de bajo consumo más baratos

Tras haber analizado de forma pormenorizada todas las características que debes tener en cuenta a la hora de escoger un frigorífico de bajo consumo, ¡vamos a ver algunos modelos! Y, cómo no, comenzaremos con los más asequibles. Pese a todo, ¡te sorprenderán sus prestaciones!

INFINITON: antihuellas y muy asequible

La marca INFINITON se está abriendo paso poco a poco en el mercado de los electrodomésticos, ¡y no es para menos! Este frigorífico es considerado Clase A+ según la categoría antigua, con lo cual tiene un consumo bastante bajo. De forma más específica, debes saber que este es de 220 kWh al año.

infiniton frigoríficos de bajo consumo

El ruido tampoco será un problema, puesto que se mantiene alrededor de los 49 dB. Teniendo en cuenta que el ruido que hallarías en una sala de estudio es de 45 dB, ¡apenas notarás este frigorífico! En cuanto a las medidas, son las siguientes: 182,3 cm x 54,5 cm x 54,5 cm. Y tiene una nada desdeñable capacidad de 187 litros el frigorífico y 73 litros el congelador. Como habrás podido apreciar en la imagen, es tipo combi.

Cuenta con todo lo que puedas pedir para mantenerlo siempre ordenado: bandejas de cristal, balcones en la puerta, un botellero e incluso cajones de gran capacidad para el congelador. ¡No podrás pedirle nada más! Sobre todo por los 380 € que suele rondar.

Teka: frigoríficos combi de bajo consumo

Teka es una de esas marcas de electrodomésticos que lleva décadas con nosotros. ¡Y por esto teníamos que incluir uno de sus frigoríficos de bajo consumo! En este caso, estamos ante otro dispositivo combi, con el congelador en la parte baja. En cuanto a su clase de eficiencia energética, estamos hablando de una categoría A++.

TEKA frigoríficos bajo consumo

Dispone de tecnología No Frost para que jamás te tengas que preocupar por descongelarlo. Asimismo, sus medidas son las siguientes: 188 cm x 59,5 cm x 63,5 cm. Es lo suficientemente grande como para ser una buena alternativa hasta para familias numerosas, y su capacidad es prueba de ello: 259 litros.

En cuanto al consumo de energía anual, estamos hablando de 224 kWh. El ruido es inferior a lo que se suele hallar, puesto que produce tan solo 40 dB.

Otros detalles que debes saber sobre este frigorífico es que cuenta con una buena ordenación a nivel interior. Gracias a sus balcones, sus cajones y sus ruedas de desplazamiento, tenerlo todo ordenado será más fácil que nunca. ¡Y podrás extraer las bandejas fácilmente!

El precio varía entre los 510 € y los 580 €, dependiendo de la oferta que puedas encontrar.

Bosch: un estilo diferente

¿Estás buscando un frigorífico totalmente blanco para que encaje mejor con tu cocina? En este caso, este modelo de Bosch te va a maravillar desde el primer momento. Sobre todo cuando veas que su clasificación energética es A++.

bosch blanco

Es un poco más compacto que los anteriores, puesto que sus medidas son 176 cm x 60 cm x 66 cm. Pese a todo, es ideal para familias de hasta cuatro miembros, puesto que tiene una capacidad de 279 litros. A nivel interior, no te decepcionará: cuenta con cajones para mantener la humedad y con una gran cantidad de baldas para ordenar.

Como todos los que hemos visto hasta ahora, es combi. Eso hará que tu acceso al congelador sea rápido y eficiente. ¡No en balde son los frigoríficos más famosos en España!

El coste ronda los 640 €, pero podrás encontrarlo por mucho menos gracias a las ofertas de Amazon.

Midea: frigoríficos de bajo consumo con gran capacidad

Este frigorífico de Midea te enamorará con tan solo mirar su puerta. ¡Y es que cuenta con un control de temperatura táctil! Un detalle tan nimio es capaz de cambiar por completo la apariencia del electrodoméstico, haciéndolo mucho más moderno y minimalista. Además, su color blanco encajará a la perfección con cualquier cocina.

Midea frigoríficos bajo consumo

Pasemos a hablar de lo que realmente interesa: su consumo. En este caso, la eficiencia energética está catalogada como A++. El consumo es de tan solo 167 kWh al año, algo que sin duda acabarás por notar.

Las medidas y la capacidad son factores decisivos. Este Midea es un frigorífico bastante grande: mide 1,86 cm de alto x 60 cm de ancho. La capacidad también es considerable, puesto que alcanza los 320 litros.

A esto hay que sumarle que tiene un sistema inteligente de control de la temperatura que permite mantener ciertos espacios a unos grados diferentes. De esta manera, tanto las frutas como las verduras se mantendrán mucho mejor. Por supuesto, es No Frost y cuenta con muchos compartimentos internos.

El coste se mantiene alrededor de los 600 €.

Electrodomésticos de alta gama

¿Buscas algo más exclusivo y de alta gama? No te preocupes, porque también hemos seleccionado unos cuantos modelos muy top de frigoríficos de bajo consumo. ¡Así que continúa leyendo!

Un frigorífico combi de acero inoxidable

¿Necesitas un frigorífico muy grande? ¡Este es perfecto para ti! Volvemos a la marca Midea, pero en esta ocasión a una gama bastante más alta. El exterior es de acero inoxidable, es un dispositivo combi y tiene una increíble capacidad total de 360 litros. En cuanto a las medidas, estamos ante un dispositivo de 2 metros de alto y 59,5 cm de ancho.

Midea frigorífico acero inoxidable

La eficiencia energética es A++, y su consumo anual es de 167 kWh. Hay ciertos datos que debes conocer sobre este frigorífico para que termine de enamorarte. En primer lugar, tiene tecnología No Frost. A esto hay que añadirle que tiene el sistema Superfresh Plus, ideal para mantener los alimentos frescos en las mejores condiciones.

Por si esto fuera poco, la parte posterior metálica cuenta con tecnología Metal Cooling. Gracias a esto, se asegura que la temperatura sea constante y tenga una capacidad de enfriamiento continuo. El coste ronda los 790 €, pero podrás encontrarlo con importantes descuentos de vez en cuando.

Bosch Serie 6: ¡muy top!

Bosch vuelve a nuestra lista, en esta ocasión con su modelo Serie 6. De nuevo, estamos ante un combi que tiene nada más y nada menos que 347 litros de capacidad. Sus medidas son las siguientes: 201 cm x 60 cm. ¡Es válido hasta para familias numerosas!

Bosch frigoríficos bajo consumo

En cuanto a la eficiencia energética, es uno de los mejores: su categoría es A+++. Y tiene un consumo anual de tan solo 167 kWh. Eso hará que tu factura de la luz baje notablemente, ¡y ahorres mucho a lo largo del tiempo!

Cuenta con tecnología VitaFresh para mantener los alimentos frescos durante más tiempo. Además, dispone de FreshSense, para garantizar que el clima de almacenamiento sea siempre el ideal. E incluso incluye supercongelación automática, que se encarga de proteger a los alimentos ya congelados para que estos no se descongelen.

No te lo pienses y hazlo tuyo por solo 820 €.

Teka: con puertas de cristal

Por último, llegamos al modelo más top que vas a encontrar ahora mismo. Su eficiencia energética es A++, es un frigorífico combi de Teka y tiene un diseño estético que te dejará con la boca abierta. ¡Sobre todo con sus increíbles puertas de cristal!

Teka longlife frigoríficos bajo consumo

Comencemos por lo importante: sus medidas son 192 cm x 70 cm x 72,1 cm. En cuanto a la capacidad, estamos hablando de nada más y nada menos que 510 litros brutos. Para mayor comodidad, cuenta con un display electrónico que te permitirá controlar la temperatura de la mejor manera posible.

Como novedad respecto al resto de frigoríficos de bajo consumo, en este caso hace su aparición la tecnología IonClean, capaz de neutralizar tanto las bacterias como los malos olores. A nivel interior, podrás tenerlo todo muy organizado gracias a la gran cantidad de compartimentos que trae consigo.

Su precio ronda los 1.200 €, pero es una inversión con la que disfrutarás durante años.

Nuestro frigorífico preferido

Los frigoríficos de bajo consumo son siempre una gran alternativa, puesto que te ayudarán a ahorrar a largo plazo. ¡Tu factura de la luz acabará por notarlo!

Si nos preguntas cuál es nuestro preferido, ¡nosotros lo tenemos bastante claro! El modelo blanco de Bosch, con su eficiencia energética A++ y sus 279 litros de capacidad, nos ha convencido por completo. Además, es totalmente No Frost y cuenta con una gran cantidad de compartimentos en su interior que te harán la vida mucho más sencilla. ¡Y suele estar de oferta en muchas ocasiones!

La entrada Frigoríficos de bajo consumo para ahorrar en la factura de la luz aparece primero en Topes de Gama.

Revisa la fuente original del articulo

Post Author: cHALo