Site Loader

Encontrar el mejor sistema operativo para un coche empieza a parecerse a la búsqueda del santo grial. El software se ha convertido en un elemento diferenciador esencial y está provocando que los fabricantes inviertan miles de millones de euros en él. Pero el software avanza tan rápido y el hardware tan lento en automoción que puede ser un auténtico problema.


De hecho, hay voces que se han posicionado en contra del camino que está tomando el sector. Desde Bugatti defienden, por ejemplo, que llenar todo de pantallas puede ser contraproducente con el paso de los años. «Nadie quiere un iPhone 3», afirmaba con rotundidad Achim Anscheidt, director de diseño de la firma de coches de lujo.

Los fabricantes, además, tienen que luchar contra ataques externos, como Android Auto o Apple CarPlay. El problema para el fabricante tradicional es que tanto Google como Apple hacen mejor trabajo que ellos, ofreciendo un sistema operativo alternativo al que los vehículos traen de serie. De hecho, en algunos artículos ya hemos reflejado por qué Apple está levantando tantas reticencias entre algunas marcas, quienes están dispuestas a impedir que la evolución de su Apple CarPlay funcione en sus vehículos.

Pero ni Apple ni Google son perfectos y la última actualización de Android Auto así lo demuestra.

{«videoId»:»x8fdv9v»,»autoplay»:false,»title»:»Coolwalk multipantalla en Android Auto 8.5″,»tag»:»webedia-prod»}

Totalmente inútil

La última actualización de Android Auto ha traído una esperada novedad: Coolwalk. Ahora la información se reparte en la pantalla del vehículo partiendo esta en dos para controlar al mismo tiempo el mapa y la reproducción multimedia. Una decisión que ha gustado en líneas generales pero que no es la más intuitiva si esperas utilizar el mapa del vehículo a pantalla completa.

Pero también ha demostrado que las actualizaciones de software pueden ser todo un problema en un entorno tan diverso como los coches, con pantallas de diferentes tamaños, entornos táctiles y otros que no lo son. Además, un coche debería superar, sin problemas, la década de vida útil, por lo que debería obligar a fabricantes y otras empresas que ofrezcan los servicios de sistema operativo (léase Google y Apple) a ofrecer un soporte específico para vehículos que lleven muchos años en el mercado. Este era uno de los problemas a los que apuntaban desde Bugatti.

«¿Qué va a pasar con todos esos dispositivos cuando los sistemas operativos no funcionen algún día? ¿Qué pasará en 10 años, incluso? ¿Sigues interesado en el iPhone 3?», se preguntaba Achim Anscheidt. Y la respuesta ha llegado mucho antes de una década. Android Auto ha roto el sistema de algunos usuarios que carecen de pantallas táctiles en sus coches: hay conductores a los que no les funcionan los mandos de sus automóviles.

El usuario que escribe asegura contar con un BMW Serie 5 de 2014, pero en el mismo hilo podemos leer respuesta de otros conductores con problemas similares. Algunos foreros apuntan a que Coolwalk podría ser el origen del problema pero el propietario de este BMW asegura que no es la primera vez que esto se produce. Algunos de los modelos más afectados son los de Mazda, vehículos que carecen de paneles táctiles por la propia filosofía de la compañía.

Desde 9to5google.com apuntan a que el problema parece deberse a la aplicación de Google Maps, que parece ser el origen del problema del bug. De hecho, apuntan a que volver atrás y reinstalar la versión 11.28.7 de la aplicación de Google es la solución más efectiva al problema.

Más allá de los fallos evidentes en el sistema de infoentretenimiento, cabe preguntarse si estamos haciendo lo correcto volcando todos los sistemas del vehículo en las pantallas. Las actualizaciones con pequeños errores a corregir en sistemas operativos o videojuegos, entre otros, ya hace tiempo que son habituales pero en un coche, que hasta ahora sólo exigía poner en marcha su motor, un error en una actualización puede ser todo un problema. Veremos, además, hasta cuándo los fabricantes siguen dando soporte y actualizando los sistemas operativos de vehículos con muchos años a sus espaldas.


La noticia

Android Auto es inútil en algunos coches sin pantalla táctil. Y es sintomático de un problema mayor

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

Revisa la fuente original del articulo

Post Author: cHALo